Amberes (Bélgica) acoge desde este lunes hasta el sábado ‘INnet Campus’, un campus inclusivo europeo impulsado por Fundación ONCE con el objetivo de facilitar la movilidad trasnacional de los estudiantes con discapacidad, que se desarrolla en España, Portugal y Bélgica.

En concreto, en el campus inclusivo europeo de la Universidad Artesis Plantijn de Amberes participan jóvenes con discapacidad de entre 15 y 19 años, procedentes de Portugal, España y Bélgica. Acompañados por monitores de los tres países, disfrutarán, durante una semana, de actividades inclusivas relacionadas con la divulgación académica y también con el deporte, el ocio y la cultura.

El campus cuenta este mismo lunes, a las 12.00 horas, con un acto institucional de bienvenida en el que participarán Pascale De Groote, director general de la Universidad Artesis Plantijn de Amberes, e Isabel Martínez Lozano, comisionada para Universidad, Juventud y Planes Especiales de Fundación ONCE.

El objetivo principal del proyecto INnet Campus es fomentar y ayudar a los alumnos con discapacidad que actualmente están estudiando en las etapas de la educación secundaria a continuar su trayectoria educativa a nivel universitario, ya que presentan un alto riesgo de abandono escolar temprano y una mayor probabilidad de exclusión social en la edad adulta. A largo plazo este proyecto pretende mejorar su futuro acceso a empleos de calidad.

Concretamente, se propone promover la movilidad transnacional de los jóvenes con discapacidad y mejorar su acceso a los estudios universitarios, reduciendo su porcentaje de abandono escolar temprano. También prevé dar a las universidades la oportunidad de llegar a futuros estudiantes potenciales con discapacidad e identificar oportunidades de mejora en sus campus. Por último, quiere mejorar y promover la inclusión de las personas con discapacidad en la comunidad universitaria.

INnet Campus es una acción conjunta de Fundación ONCE, como coordinadora del proyecto, con la Escuela Superior Artesis-Plantijn de Amberes (Bélgica), la Universidad de Granada (España) y la Facultad de Derecho de la Universidad de Lisboa (Portugal). El proyecto se lleva a cabo con el apoyo financiero de la Comisión Europea en el marco del programa Erasmus+.