El Centro de Referencia Estatal para la Atención a Personas con Grave Discapacidad y para la Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia de León ha patentado la tecnología Brain Computer Interface (BCI), que registra y predice las intenciones cerebrales para el entrenamiento cognitivo y la asistencia domótica.

Así, “la tecnología ya permite manejar aparatos electrónicos a través del pensamiento gracias a la encefalografía”, explicó María Teresa Gutiérrez, directora gerente del CRE Discapacidad y Dependencia de León, que ha creado recientemente el sistema ‘Brain Computer Interface’ (BCI), en las XXIII Jornadas Científicas de Aspaym Madrid .

Se trata de un sistema pionero de electroencefalografía que registra y predice las intenciones cerebrales para el entrenamiento cognitivo y la asistencia a personas con discapacidad o en situación de dependencia a través de la domótica.

“A través de este sistema una persona puede encender y apagar un ordenador sólo con pensarlo, a través de ondas cerebrales”, indicó.

“El ordenador identifica qué respuestas cerebrales van unidas a un pensamiento y ejecuta la orden”, añadió.

Asimismo, Gutiérrez hizo hincapié en que “toda esta tecnología se puede lograr gracias a la investigación, que es importante porque beneficia a toda la sociedad, una población cada vez más envejecida, porque España es el segundo país con mayor esperanza de vida sólo por detrás de Japón”, aseguró.

José Antonio Hernández, responsable de la Escuela TIC de la Fundación del Lesionado Medular (FLM), explicó la labor que realiza la entidad a través de impresión 3D en materia de productos de apoyo para personas con lesión medular. La FLM, que cuenta con dos impresoras, imprime productos en tres dimensiones que suponen una mejora para el usuario o abarate el coste del producto. Además, en la FLM trabajan para detectar necesidades no resueltas y tratar de darles una solución. “Son los propios usuarios los que detectan sus necesidades, diseñan la solución y la crean”.

Para Hernández, “el mundo de la impresión y el escáner 3D abre un gran horizonte porque con una maquinaria relativamente económica se puede imprimir gran cantidad de material”. Además, “todavía no hemos visto todo el potencial de estas tecnologías y queda mucho por mejorar. En un futuro podremos comprar un objeto e imprimirlo en casa”.

Por otro lado, Gustavo Adolfo Díaz, socio de Aspaym Madrid y técnico de la Federación Nacional Aspaym, explicó cómo los smartphones le ayudan en su día a día: “Me dan mayor autonomía con un sinfín de posibilidades y aplicaciones; por ejemplo, a la hora de desplazarme o conocer la accesibilidad de un lugar”.

Díaz presentó algunas de aplicaciones como Tur4all, Wheelmap o Accessibility Plus que le aportan información fiable y le permiten actuar de forma independiente reduciendo su necesidad de asistencia.