Los mayores de 65 años prefieren quedarse en su casa y tener asistencia 

367

Los mayores de 65 años prefieren quedarse en su casa y retrasar el momento de ir a una residencia para ello es fundamental el servicio de asistencia a domicilio

Más de 38.000 personas se benefician en la Comunidad de Madrid de la ayuda a domicilio.

Madrid es la segunda comunidad autónoma de España en ayuda a domicilio. Más de 38.000 personas se benefician de unos servicios cada día más demandados porque los mayores de 65 años prefieren quedarse en su casa y retrasar el momento de ir a una residencia. No imaginan su vida sin los profesionales que les atienden cada día. Telemadrid ha comprobado cómo es su día a día y lo que opinan de esta asistencia.

Para estas personas se trata de un apoyo indispensable para la vida diaria, ya que el servicio mejora las condiciones de vida de los madrileños dependientes y de sus familias, llegando a convertirse en muchos casos en una prestación indispensable, sobre todo para personas mayores.

Desde la Comunidad de Madrid la prestación de ayuda a domicilio se configura como un apoyo muy importante para la asistencia de las personas a otros recursos, como Centros de Día o servicios de rehabilitación y en los últimos años se han incrementado las dotaciones presupuestarias.

El servicio tiene como objetivo proporcionar atención personal en el domicilio a las personas mayores que lo precisan, con el objetivo de promover su independencia y autonomía personal. Se pretende lograr el mantenimiento de los mayores en su propio entorno y mejorar su calidad de vida. La atención se presta mediante una persona especializada como auxiliar domiciliario.

Entre las prestaciones que se ofrecen está la atención personal, como apoyo en la higiene personal, en la movilización dentro del hogar, en la toma de medicamentos o ayuda en la ingesta de alimentos para aquellos que no pueden hacerlo por sí mismos. También acompañamientos puntuales fuera del hogar o recogida y gestión de recetas o documentos.

La atención doméstica incluye la limpieza cotidiana de la vivienda, el lavado, planchado y ordenación de la ropa dentro del hogar, la adquisición de alimentos y otros productos básicos a cuenta del usuario, y la preparación de comidas o tareas de mantenimiento básico de utensilios domésticos.

Origen: Los mayores de 65 años prefieren quedarse en su casa y tener asistencia – Dependencia Social Media