Afirma Virginia Carcedo, secretaria general de Inserta Empleo

Virginia Carcedo, secretaria general de Inserta Empleo, la entidad de Fundación ONCE para la formación y el empleo de las personas con discapacidad, ha denunciado la doble discriminación que sufren las mujeres con discapacidad, puesto que “si tú, que ya tienes una discriminación por ser mujer, tienes una discapacidad, se te multiplica esa discriminación”.

Así lo indicó Carcedo en una entrevista con Servimedia en la que denunció las “discriminaciones múltiples” que sufren algunas personas con discapacidad dentro de este colectivo, ya que, como indica el segundo informe del observatorio Odismet, de Fundación ONCE, la tasa de empleo es del 23,8% en el caso de los hombres con discapacidad y del 22,8% en el de las mujeres con discapacidad.

“Si tú, que ya tienes una discriminación por ser mujer, tienes una discapacidad, se te multiplica esa discriminación”, manifestó Carcedo, quien hizo hincapié en que “es importante decirlo”, porque “eso se da” más de lo que la sociedad imagina.

Asimismo, indicó que las personas con discapacidad que viven en entornos rurales sufren más discriminación que aquellas que viven en las ciudades y luego, dentro del mundo rural, “cuando hay que formar a una persona, se forma más al varón con discapacidad que a la mujer con discapacidad”.

DISCAPACIDAD EN EL PACTO DE ESTADO

Respecto al reciente Pacto de Estado contra la Violencia de Genero, el Área de Género del Cermi (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) y la Fundación Cermi Mujeres, que estuvieron presentes en el proceso de preparación y elaboración de este acuerdo, celebraron que incorpora “de modo satisfactorio” la dimensión inclusiva, lo que permitirá desplegar políticas, legislaciones y estrategias públicas favorables a la protección y el empoderamiento de las mujeres y niñas con discapacidad.

“La agenda política y legislativa que se derivará del pacto de Estado, una vez comience a materializarse, robustecerá la visibilidad, la conciencia y los instrumentos de prevención, protección, acompañamiento y apoyo a las víctimas con discapacidad de la violencia de género”, señalaron ambas entidades.

Por último, remarcaron que “las mujeres y niñas con discapacidad son un segmento social particularmente expuesto a la violencia de género, por lo que deben estar en el centro de toda acción pública y normativa contra este flagelo, en cuyo combate la discapacidad organizada está comprometida con firmeza”.