La Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (Fundela) ha resucitado este agosto el reto del cubo de agua helada -conocido mundialmente como Ice Bucket Challenge- y asegura que seguirá haciéndolo cada mes de agosto hasta que se encuentre “un tratamiento efectivo” a la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Este reto solidario, que se hizo viral en el año 2014, tuvo su origen en Estados Unidos, cuando el exjugador de béisbol estadounidense Pete Frates, que tiene ELA, sentó sus bases: una persona se tira un cubo de agua helada para sentir la sensación de entumecimiento y dolor que tienen los pacientes con esta enfermedad neurodegenerativa para la que no existe tratamiento o prevención, sube el vídeo a las redes sociales y debe donar 10 dólares para que se investigue la ELA.

Tras esto, esta persona reta a tres personas a que le imiten. Si ellas cumplen el reto donarán otros 10 dólares (10 euros en España) y si no lo hacen en un plazo de 24 horas la donación aumenta a 100 dólares (100 euros en España). En el año 2014, Fundela recaudó alrededor de 200.000 euros.

En el video publicado por Fundela, su vicepresidenta, Maite Solas, explicó que “no se ha encontrado un tratamiento efectivo para la esclerosis lateral amiotrófica”, por lo que “mientras no sea así, todos los agostos comenzaremos con esta campaña”.

En este sentido, animó a la población a seguir contribuyendo con esta iniciativa porque “todo va a ir a investigación y fundamentalmente al Proyecto Mine”, un proyecto científico de investigación a gran escala dedicado a descubrir las bases genéticas de la ELA que tiene como objetivo mapear el perfil de ADN de al menos 15.000 personas con ELA y 7.500 individuos sanos como control para realizar análisis comparativos de los datos resultantes e identificar así los genes que están asociados con la ELA.

Solas detalló que “todavía nos quedan un 30% de muestras por cubrir y a través de Fundela se va a financiar todo este proyecto”. “Por eso, os animamos, aunque las aportaciones sean pequeñas, porque granito a granito vamos a conseguir llegar a esa luz y a ese tratamiento efectivo”, concluyó.