La firma valenciana de zapatos Irreverente Rosalia ha decidido apostar como modelo por la nadadora Anna Ortiz, que presenta un 70% de discapacidad debido a una parálisis cerebral de nacimiento.

Campeona de Europa de 50 metros braza en 2011 y con más de 40 medallas en campeonatos de España, la levantina se desplaza a diario en silla de ruedas y ejerce como periodista en Ilunion Retail. Además, ha trabajado en la agencia de noticias Servimedia y ya ha desfilado en iniciativas solidarias vinculadas a la moda.

Con esta unión, Irreverente Rosalia pretende potenciar tras aspectos: su nombre, vinculado a una actitud rebelde; el hecho de diseñar zapatos que aumenten la autoconfianza de sus clientas y su adaptación a cualquier circunstancia física.

Sus fundadoras Rosa Ferrero y Noelia Tierraseca explicaron que esta elección se debe a “la intención de poner en valor el hecho de escoger primero el calzado y no al revés” y añadieron que “al final, todos podemos vestirnos de una determinada manera, pero incluso en una mujer que utiliza a diario una silla de ruedas es inevitable fijarte en sus zapatos”. “Estos le confieren personalidad, que es lo que hemos encontrado en Anna y nos parece una reivindicación necesaria en esta época”, remarcaron.

Por su parte, Ortiz reivindicó el derecho de cualquier mujer a “salir a la calle como le apetezca” y destacó que “con Irreverente Rosalia he encontrado no solo zapatos bonitos, sino un diseño personalizado unido a una filosofía con la que me identifico plenamente”.