El presidente del Comité de Ética Asistencial del Imserso, Fernando Vicente Fuentes, recordó en las Jornadas ‘Todos contra el abuso y maltrato: dignidad y excelencia en el trato a las personas mayores y a los mayores con discapacidad’ que “los derechos de las personas mayores están ampliamente recogidas” por el Derecho Internacional y la Constitución española.

Fuentes hizo estas declaraciones en la mesa redonda ‘Aspectos éticos y jurídicos: propuestas y mejoras’, en la cual se analizó la protección jurídica que tienen las personas mayores, que fue moderada por el presidente de la fundación Edad&Vida, Eduardo Rodríguez. Las jornadas, organizadas por la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (Ceoma), se clausuraron ayer.

El presidente del Comité de Ética Asistencial del Imserso subrayó que en España existen multitud de normas jurídicas de derechos de las personas y, en especial, de las personas mayores. Entre ellos los artículos 14, 50, 41, 43,1, 44,1 o 47 de la Constitución, así como otras normas civiles, penales, sanitarias, sociales o administrativas.

Por su parte, el notario y delegado de la Fundación Aequitas en Madrid, Ramón Corral Beneyto, afirmó que “los Estados deben incorporar las medidas pertinentes” para garantizar una correcta atención, protección y seguridad de sus ciudadanos, incluyendo expresamente a los colectivos más débiles, como las personas mayores.

“El maltrato a mayores se engloba en la categoría general de malos tratos a colectivos sensibles y ha sido la última categoría, de esta tipología, en ser analizada y estudiada; y aunque antes podía erróneamente ser visto como un asunto privado, hoy es considerado como un asunto de interés general”, afirmó el miembro de la Asociación Española de Derecho Sanitario Juan Siso Martín. “Una premisa a tener en cuenta”, añadió el jurista, “es que toda persona mayor cuenta con presunción legal de capacidad de competencia para regir su vida, es decir, de capacidad y no de incapacidad”.

La profesora de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Pontificia de Comillas, Rosario Paniagua, aseveró que aparte de asegurar jurídicamente los derechos de los mayores, también hay que garantizar la comunicación con ellos, incluso en aquellos casos en los que, por ejemplo, haya personas con alzhéimer avanzado. En este sentido, explicó que son muy importantes aspectos como el ritmo, el vocabulario, el lenguaje del cuerpo, los olores o la música.

El catedrático en Filosofía Luis María Cifuentes lamentó que aunque “la ética sea transversal a todas las personas y profesiones, el sistema económico se basa en la rentabilidad económica de las personas a la vez que se habla de aspectos como la responsabilidad social corporativa (RSC) de las empresas”. “Sin embargo”, puntualizó, “pese a este mercantilismo la humanidad afortunadamente puede funcionar sin ánimo de lucro”.