Los españoles Teresa Perales, Sebastián ‘Chano’ Rodríguez y Alejandro Rojas han conseguido la marca mínima para participar en el Mundial de Natación Paralímpica de este año, que previsiblemente se celebrará a finales de septiembre en México.

Los tres lograron ese objetivo en el Campeonato de España de Natación Paralímpica, disputado el pasado fin de semana en Cádiz, con lo que se unen a un grupo de unos 15 nadadores que ya lo habían conseguido previamente, según informó hoy el Comité Paralímpico Español.

El Club Aquatic Campanar (Valencias) se proclamó vencedor del Campeonato de España, seguido por el Ademi Tenerife y el CN Fidias (Córdoba). La competición reunió en las piscinas del Complejo Deportivo Ciudad de Cádiz a 209 participantes de 64 clubes, entre ellos uno portugués, bajo la organización de las federaciones españolas de deportes para ciegos (FEDC), personas con discapacidad física (Feddf), discapacidad intelectual (Feddi) y parálisis cerebral (Fedpc).

Entre las actuaciones más destacadas figuran las marcas mínimas logradas por dos nadadores con discapacidad física Teresa Perales y Sebastián Rodríguez, y el deportista con parálisis cerebral Alejandro Rojas, que les permitirán competir en México.

En cuanto a las medallas, José Antonio Marí se llevó cinco oros, Nuria Marqués cuatro y Miguel Ángel Martínez Tajuelo tres. María Delgado, Richard Oribe, Óscar Salguero y Sarai Gascón conquistaron dos metales dorados y también subieron a lo más alto del podio Teresa Perales y Michelle Alonso, entre otras estrellas.

RÉCORDS DE ESPAÑA

Además, en este campeonato se batió una veintena de récords de España: Julia Benito en 400 libre de la clase S10 (4’39″49), Nahia Zudaire en 400 libre S8 (6’09″66) y 50 mariposa S8 (40″43), Judith Rolo en 100 braza SB7 (1’50″77), Lydia Ramos en 100 espalda S2 (3’32″22), Marian Polo en 50 espalda S13 (35″91), María Delgado en 50 espalda S12 (34″50), Antoni Ponce en 200 braza SB6 (3’11″80), Anna Fontcuberta en 100 mariposa S6 (1’48″43), Alejandro Rojas en 200 mariposa S6 (3’03″11), Laura Báez en 50 braza S6 (1’01″35) y María Nazaret Siso en 200 espalda S2 (8.54,51).

Entre los nadadores con síndrome de Down (S15), rebajaron plusmarcas nacionales Camino Martínez en 50 libre (38″57), 100 libre (1’26″62), 200 libre (3’05″60), 200 estilos (3’36″57) y 100 mariposa (1’43″84), y Guillermo Gracia en 200 mariposa (4’06″81), 200 libre (2’48″56) y 400 libre (6’06″66). También batieron récords de España dos deportistas sordos (S16): Álvaro de Frutos, en 200 estilos (2’28″85), y Belinda Sánchez, en 100 libre (1’08″75) y 50 mariposa (30″55).

En Cádiz, el sistema de competición fue de ‘multidiscapacidad’, donde los nadadores compiten conjuntamente en final directa sin importar su discapacidad y las series se distribuyen en función del tiempo de inscripción. En la última serie de cada prueba participaban los mejores tiempos, lo que aumentó el nivel del campeonato. Ganó el deportista que más se acerque al récord del mundo de su clase, con independencia de la serie en la que nade.